el marino que perdió el mar

el marino que perdió el mar

jueves, 23 de agosto de 2012

Sus ojos...

Sus ojos...

Aquella mirada, aquellos ojos...

África. Mujer. Negra.

Posiblemente no acertaré al decir su edad. Entre los 25/6/7/8 y los 30/1/2/3...

Guinea.

En una aldea

Nos dijo. Me dijo.

Que huía de Nigeria.
Quería ir a Europa.

Para ella Europa era el paraíso prometido y un patio de colegio.
Si, porque en algún sitio de Europa... estaba su hermana.

¿?

Quería un hijo blanco o un hijo de un blanco, europeo.

No supo, quiso, decirnos para que.
A saber que pensaría.
Quizás que el hijo fuese un amuleto.
Que naciese con un pasaporte europeo que le permitiese la entrada en el continente deseado.

Hizo el amor con uno de los oficiales del barco.
Y consiguió dinero suficiente para un pasaje de avión para Europa.
Un hijo?

Aquela mirada, aquellos ojos... penetrantes, decididos.

Nunca sabré la respuesta.
Para mi tan importante como los mayores enigmas de la historia.

Sus ojos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario